Introducción

Print

Ensenada de noche

 

 

La contaminación lumínica es un fenómeno reciente, que ha crecido a la par de la revolución industrial que facilitó la instalación del alumbrado público en masa.

La razón de ser del alumbrado público es permitir continuar nuestras actividades de manera segura una vez que se ocultó el Sol. Con el, podemos caminar, pasear, manejar y trabajar en exteriores sin riesgo de caernos o golpearnos.

Sin embargo, existen varios factores por los cuales la iluminación exterior deja de ser efectiva y puede causar problemas como deslumbramiento o contaminación lumínica. Las principales causas de una iluminación inadecuada son el uso de lámparas de una potencia mayor a la necesaria, y la instalación incorrecta de luminarias que permiten que el haz de luz no esté bien dirigido al suelo y escape por arriba del horizonte.

En particular, la contaminación lumínica está definida como aquella luz que escapa por arriba del horizonte y afecta su entorno. Los problemas causados impactan a la vida silvestre, a la economía y la investigación astronómica.

 

Un número importante de especies de aves determinan cuando es el momento de migrar basandose no sólo en la temperatura externa sino también en la cantidad de horas de luz al día. De manera similar, especies de reptiles como las tortugas marinas dependen de las noches oscuras para reproducirse ya que la oscuridad protege a las crías de los depredadores. 

El ser humano también es afectado por el exceso de luz durante la noche. Estudios recientes sugieren que los procesos relacionados con la regulación de la hormona melatonina se ven afectados produciendo trastornos del sueño como el insomnio, padecimiento que se han incrementado recientemente. A su vez, el insomnio puede llevar a la ansiedad y depresión.

La parte económica también es importante, ya que toda luz que no sea dirigida a donde es necesitada se puede considerar como un desperdicio de recursos. Por ejemplo, la luminaria típica de diseño semi cut off puede emitir hasta un 5% de luz por arriba del horizonte. Con mil luminarias tendríamos el equivalente de 50 luminarias emitiendo su flujo total hacia arriba consumiendo electricidad y sin obtener beneficios. En una ciudad de un millón de habitantes que cuente con sesenta mil luminarías ya estamos hablando de un consumo equivalente a tres mil luminarias, lo cual ya es un valor considerable.

 

contaminacionluminica 2 tn

 

 

El daño causado por la contaminación lumínica queda ejemplificado en la historia del Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

El Observatorio Astronómico Nacional nace en el año de 1867 en Palacio Nacional, y en 1878 se traslada al Castillo de Chapultepec. 30 años después la luz de la ciudad obliga al Observatorio a buscar una nueva ubicación y se instala en Tacubaya, a la orilla de la ciudad.

Por las mismas razones de contaminación lumínica en 1951 el Observatorio se traslada a Tonanzintla en Puebla, y en 1971 llega finalmente a la Sierra de San Pedro Mártir en Baja California. Actualmente, el Observatorio cuenta con tres telescopios y existen proyectos internacionales para instalar aún más.

Siendo San Pedro Mártir un lugar privilegiado a nivel mundial por sus cielos oscuros, es clara la importancia de protegerlo y mantenerlo en estas condiciones. El estado de Baja California reconociendo su papel en esta labor ha impulsado una legislación pionera en México para prevenir la contaminación lumínica.

 

Estamos en la posición de salvaguardar este recurso natural único en el mundo. Con tu ayuda, podemos lograrlo.

 

¡Apaga una luz, enciende una estrella!

Monday the 24th. IA-UNAM
Copyright 2012

©